Archivo de la etiqueta: toxicos

Tóxicos – El Talco

img_10_usos_del_talco_que_no_conocias_39488_orig

Tras la condena a Johnson & Johnson por un caso de cáncer de ovario por la vinculación de los polvos de talco con esta enfermedad. He creído que sería interesante aportar algo de ciencia y datos a esta noticia que ayer publicó el ABC

Lo más seguro es que durante tu infancia te hayan puesto polvos de talco para evitar el roce del pañal o es muy posible que lo utilices actualmente como inhibidor de posibles malos olores en tu zona íntima, o que te pongas un diafragma que está impregnado en este producto para que no se pegue. Es decir, el talco, es uno de los productos más cotidianos en nuestra vida cosmética, además está grabado en nuestro subconsciente como saludable, suave y fresco. ¿Pero qué se esconde detrás de este producto?

Los polvos de talco o también llamado talco*, es un compuesto mineral a base de silicato de magnesio que se puede encontrar en cientos de formas comerciales no solo cosméticas sino en todo tipo de productos, hasta para la construcción.  En la cosmética lo encontramos en formulaciones de maquillajes minerales, en cremas, en los polvos compactos y sueltos,  bronceadores, autobronceadores, etc. En él podemos encontrar minerales pesados tóxicos para nuestro organismo, pero si además es inhalado o expuesto a zonas determinadas de nuestro cuerpo es de un perfil tóxico muy alto pudiendo causar cáncer. Existen numerosos estudios que lo relacionan con el cáncer de ovario considerando que utilizarlo en esta zona supone un 60% de mayor probabilidad. Curiosamente esta es una de las zonas más expuestas y durante más tiempo a este producto. (Recordemos, desde nuestra infancia)

En 1971, el director médico de Johnson & Johnson, el Dr, G.Y. Hildick-Smith rechazó fuertemente el primer estudio que advertía de los peligros del talco ya que se habían identificado partículas de talco en cánceres de ovario. Pero esta primera táctica de maquillar lo conocido fue rebatida por la prestigiosa publicación The Lancet en la que se advertía de que  “El potencial peligro del talco (…) en el ovario (…) no debería de ser ignorado”.

Años después, en 1992, en otra prestigiosa publicación, Obstetrics & Gynecology, informaban de que el uso frecuente del talco en las zonas genitales de las mujeres aumentaba en 3 veces la probabilidad de riesgo de cáncer de ovario. A partir de aquí, han sido numerosos los artículos que se han publicado al respecto en revistas científicas, pero la investigación determinante fue en 2003 donde se publicó en Anticancer Research un meta-análisis a gran escala de 16 estudios que se realizaron a un total de 11.933 mujeres con el resultado confirmando de que el uso de este producto aumentaba el riesgo de cáncer de ovario en un 33%.

17394

Pero no queda aquí la cosa, sino que en 2002, Edward Kavanaugh, el Presidente de Cosmetic Toiletry and Fragance Association (Asociación de Cosméticos de Tocador y Fragancia) admitió que el talco era tóxico y que podía llegar hasta los ovarios.

Y entonces, con tantos indicios, informes, conocimiento, me pregunto muchas cosas; ¿Por qué no se informa de esto en los productos? ¿Por qué la industria sigue fabricando productos con este ingrediente? ¿Por qué no se ha aplicado el principio de precaución? ¿Por qué no está este ingrediente dentro de la lista de los productos prohibidos? ¿Por qué no hay un organismo que vele por nuestra salud?

Recordemos que el 60% de las sustancias que entran en nuestro cuerpo lo hacen por mediación de la piel y en cambio nadie está velando por que se sea riguroso. Ya sabemos que las leyes siempre van unos pasos por detrás de las necesidades de la población, pero igualmente por qué no se aplican los principios de precaución. Para los que no estéis al día de este concepto, el principio de precaución es, citando Wikipedia: “es un concepto que respalda la adopción de medidas protectoras ante las sospechas fundadas de que ciertos productos o tecnologías crean un riesgo grave para la salud pública o el medio ambiente, pero sin que se cuente todavía con una prueba científica definitiva de tal riesgo”. Es decir, ¿hay sospechas fundadas? Sí, pues retirémoslo y analicémoslo de forma objetiva y externa para tomar una decisión.

Sinceramente, como consumidora este tipo de sentencias abren una ventana de esperanza para todos los que queremos conseguir un cambio hacia una cosmética saludable, sin tóxicos, una cosmética que realmente vele por tu salud y no por el beneficio de una industria que está experimentando con nosotros.

* No confundamos con el talco natural que se extrae de sémolas, trigos, avenas y que crean una harina similar y que es un buen sustituto a este producto tóxico.

5 Ingredientes que no deberían estar en tu cosmética

ToxicBanner_0

Cada vez más son los artículos que leemos acerca de los beneficios la cosmética natural y de los ingredientes que debes evitar. Normalmente de nombres casi imposibles de pronunciar y en la mayoría de casos no sabemos ni qué son ni qué suponen para nuestra salud, salvo que sabemos que son “malos”.

Antes de desvelar estos 5 ingredientes, hay muchos más, que nunca deberían de estar en tu cosmética me gustaría hablaros de la Enviromental  Working Group ; Asociación sin ánimo de lucro que es el referente mundial en cuanto a análisis de ingredientes cosméticos y alimenticios. La misión de esta asociación es la de proteger l saludo de la humanidad y del medio ambiente. Entre sus fundadores y equipo encontramos desde científicos, médicos, abogados, ingenieros, investigadores de renombre que tienen el firme compromiso de preservar una visa sana aun cuando esta se vea con la incompatibilidad de leyes, industria y gobiernos. En ella, además de encontrar muchísima información, tienen una guía con la que puedes ver productos e ingredientes con detalle  y ver su nivel de toxicidad que va del 0 al 10, siendo del 0-2 inocuo, 3-6 nivel moderado con restricciones y del 7-10 peligroso para la salud.

Los ingredientes de los que os voy a hablar aquí están avalados por esta asociación y por tanto por muchos estudios y científicos reconocidos.

  1. ACEITES MINERALES / PARAFINAS

¿Habéis conocido a alguna mujer que no para de echarse cacao en los labios de forma compulsiva? ¿O no para de ponerse crema en las manos? ¿Te sientes identificada? Si es así, decirte que tus productos contienen petrolatos; derivados directos de petróleo o del silicio. Sí, has leído bien, del petróleo. Estos ingredientes cubren la piel con una película plástica taponando los poros, evitando su respiración y la eliminación de toxinas y extrayendo la humedad natural de la piel haciendo que esta se deshidrate. Este tipo de ingredientes crean un efecto adicción ya que al ponerte la parafina te da la sensación que esta con su textura untuosa te hidrata la piel (generando lo contrario) y cuando esta se elimina sientes como tu piel está deshidratada haciendo que vuelvas a querer ponerte el producto. Las parafinas tienen un nivel moderado de toxicidad (4 según la ewg) pero provocan acné y reacciones alérgicas, así como algunas parafinas se acumulan en el hígado, riñones y ganglios linfáticos generando la propensión a enfermedades. Para poder reconocerlas las podrás ver en los ingredientes como: Mineral oil o Aceites Minerales, Dimethicone, Cera microcristalina, Petrolatum. Algunos productos que es fácil encontrarlos: aceites para bebés, cacaos labiales, cremas de manos, cremas para el culito del bebé, etc.

cosmetico-toxico-291906-1

  1. SALES DE ALUMINIO

¿Nos acordamos de la polémica de Cameron Díaz cuando dijo que hacía 20 años que no utilizaba un desodorante? Bien, una de las razones por las que no utiliza este tipo de productos es este ingrediente ya que taponan las glándulas sudoríparas evitando que no se genere el sudor pero también la eliminación de toxinas. Este ingrediente está involucrado en el favorecimiento enfermedades degenerativas como el  Alzheimer. Para reconocerlas las verás como: aluminium chlorohydrate, sulfate. (Nivel 4)

  1. PARABENOS

Los parabenos se hicieron un hueco en nuestra memoria hace pocos años y es de los pocos ingredientes que hasta la cosmética convencional se ha hecho eco. Pero pocos saben que tras la polémica declaración de Cameron Díaz acerca de que hacía más de 20 años que no utilizaba un desodorante, estaban estos ingredientes. Aunque en este mismo blog hay un post explicando ampliamente su vinculación con la implicación en el desarrollo del cáncer de mama comentaros que estamos ante un ingrediente de alta toxicidad con un nivel del 7. Estos ingredientes en realidad son conservantes químicos que cuentan con efectos alergénicos, por lo que sería fácil cambiarlos por otros conservantes que no tuvieran el mismo efecto. La forma en que funcionan es imitando la acción de las hormonas femeninas e interfiriendo en el sistema endocrino. Los podrás encontrar en los ingredientes como: Buthylparaben, Ethylparaben, Propylparaben, Methylparaben, 1-Methylethyl Ester 4-Hydroxybenzoic acid , Isopropyl ester Parahydroxybenzoate, etc. Y aquí el espectro de productos es altísimo, desde un desodorante, cremas faciales, bodymilk, colonias, perfumes, maquillajes, etc. Nivel de toxicidad del 7.

  1. DERIVADOS DEL FORMALDEHIDO

Os voy a hablar de una de las caras más feas de la cosmética convencional ya que el Formol junto con sus derivados está prohibido por la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde 2004 como una  sustancia cancerígena por incrementar el riesgo de cáncer de nasofaringe y de leucemia. Actualmente no se incluye en la formulación con este nombre pero sí lo podréis encontrar con los siguientes nombres: Benzylhemiformal, Tosilamide-Formaldehyderesin, 3 diol (Conocido como bronopol), 2-Bromo-2-nitropropane-1, 5-Bromo-5-nitro-1, Diazolidinyl urea, 3-dioxane, Quaternium-15, Methenamine, Imidazolidinyl urea, Sodium-Hydroxymethylglycinate, DMDM Hydantoin. No creo que haga falta decir mucho más, tan solo que estos ingredientes se encuentran en muchos casos en productos de supermercado de bebés e hidratación corporal. Sus niveles de toxicidad se encuentran entre el 8 y el 10.

  1. FTALATOS

Estos ingredientes se han dado a conocer gracias a algunas marcas de lacas de uñas que los han eliminado, aunque todavía podemos contarlas con los dedos de una mano. Estos ingredientes se utilizan como disolventes, perfumes o máscaras e interfieren de forma nociva en el funcionamiento del sistema hormonal. Sobre todo hay que tenerlo en cuenta en embarazos ya que puede afectar al correcto desarrollo del feto y además incrementa el riesgo de cáncer (mama, ovario, útero…). Los podrás reconocer en los ingredientes como: Dietylphthalate (DEP), que se utiliza principalmente en perfumes y lociones y el Dimethylphthalate, en lacas para el cabello y pintauñas. Nivel de toxicidad del 4.

Bien, con esto hemos querido abriros un poco más los ojos sobre los ingredientes de la cosmética convencional y así podáis elegir sabiendo qué son y qué suponen para nuestra salud.

 

CERTIFICADOS: No es oro todo lo que reluce

md-certificados-cosmetica-natural

Todos sabemos que tras las palabras natural, ingredientes naturales, con aceites minerales, cosmética fresca, etc… en muchas ocasiones se encuentras estrategias marketinianas que pretenden abarcar un mercado que buscan productos más saludables y sobre todo sin tóxicos. Pero en la bio nos encontramos con engañosos eslóganes, packagings y comunicaciones que venden productos tan tóxicos como el resto de cosmética convencional. Este es el caso de marcas como NATURAL HONEY, THE BODY SHOP, RITUAL’S, KHIELS, BIOTHERM, LUSH, CAUDALIE y un largo etcétera.

Esto es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado y/o hemos acabado memorizando muchos ingredientes que sabemos que son nocivos y así saber descartar o nos guiamos por las certificaciones que garantizan la naturalidad de los productos.

Con éstos, los certificados, parecía que el problema había llegado a su fin ya que qué haya empresas que con importantes laboratorios certifiquen a marcas como naturales es una garantía, ¿no? Mis dudas empezaron a aparecer a raíz de trabajar en Alqvimia: “¿Cómo una empresa con el 100% de sus ingredientes naturales no quería certificarse?”. Primero pensé que podía ser por el coste, ya que certificar un producto es muy caro pero certificar todas las líneas de productos de toda una marca puede ser una ruina (por esto muchas pequeñas empresas no pueden certificarse).

Pero claro, este no era el caso de Alqvimia siendo una marca con productos en casi todo el mundo. Así que me decidí preguntarle a su fundador, Idili Lizcano, y me encantó su respuesta: “Los certificados certifican que un producto contiene un tanto por ciento concreto de ingredientes eco, bio o naturales, ¿pero qué pasa con el tanto por ciento restante? ¿Bajo qué se rige? Nosotros siendo 100% naturales no queremos estar en el mismo saco ni regirnos con las mismas  reglas que marcas que no son 100% naturales ni tienen los mismos estándares de calidad que nosotros”. De su respuesta me quedé con lo de ¿qué pasaba con el tanto por ciento restantes? Y es aquí donde me centré. Es decir, los certificados garantizan la transparencia en los cosméticos orgánicos o el origen orgánico / natural de las materias primas y su sostenibilidad, pero en ningún caso analizan ni estudian la no toxicidad de los ingredientes dándose el caso de productos certificados con PEG’s, Parfum, etc…

Yo soy compradora de productos naturales y ECO no por que contengan ingredientes naturales (que sí me interesa mucho), pero lo que me interesa por encima de todo es que sean SALUDABLES y seguros. Así que aunque un certificado me sirve para hacer una criba acabo mirando los ingredientes.

Por Cocunat han pasado cientos de marcas con certificados, sin ellos y es increíble el porcentaje de marcas que siguen mintiendo al usuario y que además están dentro del circuito natural, tanto con certificado como sin él.

Por esto quería hablaros de este “engaño” que también existe en el sector eco y sí, un certificado nos ayuda a descartar pero no es suficiente, así como también hay muchas marcas pequeñas que no se pueden permitir el coste de un certificado pero que son más naturales y sin tóxicos que muchas otras que pueden permitirse contar con ello.

Para ejemplarizar lo comentado os dejo el Champú de L’OREAL NATURA que cuenta con ECOCERT y COSMEBIO y está cargadito de PEG’s, Parfume y otras lindezas.

Desde Cocunat nos estamos planteando realizar una lista con todas aquellas marcas que engañan para que los consumidores estén al tanto… ¿Qué pensáis al respecto?

loreal