Archivo de la etiqueta: healthy

Como incluir las algas en tu menú diario 

wakame-vegan-seaweed-salad-londononaplate2

En nuestra cultura las algas continúan siendo un alimento desconocido. Salvo las que comemos alguna vez si somos muy atrevidos en el japonés en la ensalada de alga wakame, rara vez las hemos visto en ningún otro plato de nuestra variada oferta gastronómica.

Desde que hace unos años decidí seguir una alimentación macrobiótica he ido conociendo las algas e incorporándolas al menú habitual de mi familia. No pretendo que esto os ocurra sólo por leer este post pero sí que le perdáis miedo a un alimento de lo más completo que os ofrece la naturaleza.

Si por algo destacan las algas es por su gran variedad, me ha sorprendido saber que existen más de 10.000 variedades y que muchas de ellas se comen. Quizás has oído hablar de alga Kombu, espagueti de mar, Nori, Wakame, dulse… ¿No? pues para eso esta este post para que a partir de ahora sí que te suenen.

Existen diversos estudios que afirman que en las zonas donde más algas se consume la gente vive más tiempo y de forma más saludable. Esto no es de extrañar ya que la riqueza natural de las algas puede llegar a ser 20 veces mayor que la de cualquier otro vegetal.

Son muy ricas en minerales y micronutrientes que van absorbiendo del agua salada. Por lo que he podido leer en una porción de alga dulse se encuentra más hierro que en un filete de solomillo mientras que 8g de Kombu cuenta con más calcio que una taza de leche.

Entre sus diversos beneficios esta que estimulan el funcionamiento de la glándula tiroides y por lo tanto el metabolismo (es importante saber que aquellos con hipertiroidismo no deberían tomarlas).

Son muy alcalinizantes, lo cual es muy beneficioso para compensar la acidosis de  aquellas personas con dietas con alto contenido en carne roja y alimentos procesados

Son extremadamente depurativas, limpian la sangre, estimulan el funcionamiento de los riñones e hígado, eliminan las toxinas y reducen la absorción de metales pesados. Además nos ayudan a mantener la piel, el cabello y las uñas en un estado muy saludable.

Es importante que sepas que de momento las algas no se venden en supermercados tradicionales, hay que comprarlas en supermercados ecológicos. Dado que se venden secas su almacenamiento resulta muy cómodo y se pueden preservar durante largos periodos de tiempo sin que pierdan sus propiedades.

Recuerda además si te animas a utilizarlas que hay que ponerlas a remojo antes de utilizarlas. En algunos casos serán solo algunos minutos y en otros tendrás que cocerlas durante algo más de tiempo. Es probable que el envase mismo en el que lo hayas comprado te indique como proceder, si no, siempre puedes preguntar a alguien del supermercado donde lo hayas comprado o mirarlo por internet. Después de que hayas abierto el envase es muy importante que lo guardes en un recipiente hermético de cristal.

No te sorprendas al ponerlas a remojo si aumentan mucho de tamaño, es lo normal. Lo que te parecerá un trozo insignificante luego casi duplicará su tamaño. Seguro que poco a poco iras acostumbrándote.

Para comenzar a incorporarlas en tu dieta prueba a incluir una pequeña porción de alga wakame por ejemplo cuando hagas sopa (inclúyela al final, y no hará falta que la remojes antes, ya con meterla en la sopa será suficiente).

Otra manera que me gusta mucho incluir las algas en mi dieta diaria es introducir un pedacito de alga kombu cuando estoy cociendo legumbres ya que ayuda a eliminar la flatulencia que suelen producir las legumbres por las que tanta gente evita comerlas (es una pena porque es uno de los alimentos más saludables y completos que existen).

Si actualmente estas realizando una dieta de adelgazamiento o piensas hacerlo en el futuro son perfectas ya que nos ayudan a aumentar la sensación de saciedad y cuentan con muy poca grasa. En ensalada resultan refrescantes. Seguro que además en tu supermercado ecológico venden un preparado de algas que compro que está muy rico y resulta divertido y diferente incluir en los ingredientes de la ensalada.

¡Cocunater@s, animaos a probar este alimento tan beneficioso para la salud que cada vez cuenta con más aliados en la cocina!

Celine

Introducción a la Macrobiotica 

salud-alimentacion-macrobiotica-1

“Que el alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento” (Hipócrates)

Alguna vez, quizás recientemente, habréis oído hablar de la alimentación macrobiótica. Personajes públicos, conocidos por apostar por un estilo de vida saludable, como Gynewth Paltrow, Cameron Diaz o Carmen Jordá han declarado ser seguidores de este tipo de alimentación.

Es cierto que generalmente se tiende a pensar que es una “dieta milagro” como tantas otras que cada año nos juran y perjuran que será la definitiva, que no habrá efecto rebote y que perderás todo lo que necesitas perder en 2 semanas. Generalmente cuando empieza el calor y comenzamos a enseñar un poco más nuestro cuerpo nos entran las prisas y comenzamos la “operación bikini”. Es decir que no nos cuidamos durante todo el año y comemos básicamente lo que nos apetece, azucares, productos refinados, excesos de grasas animales y dejamos de lado alimentos más saludables como frutas, verduras, legumbres y cereales complejos. Después un par de meses antes de que empiecen nuestras vacaciones recurrimos a dietas imposibles y sometemos a nuestro cuerpo a un stress nada saludable.

La alimentación macrobiótica nada tiene que ver con ese tipo de dietas, es más ni siquiera se trata de una dieta para adelgazar. En realidad es mucho más que eso, es una filosofía de vida y alimentación. Es el camino ideal para conseguir un equilibrio físico, emocional y espiritual. Suena quizás idealista, pero no son objetivos inalcanzables.

Nace a principios del siglo XX en Japón de la mano de George Ohsawa, hijo de un descendiente de samurais que abandonó a su madre con 4 hijos.  A la edad de 16 fue diagnosticado con tuberculosis mortal la cual padecieron también sus 3 hermanos y su madre, enfermedad de la cual que fallecieron.

Al ser desahuciado por la medicina occidental decidió investigar otros métodos alternativos de curación. Un día, entro en una librería de libros usados y vio un libro de Sagen Ishizuka el cual hablaba de curar las enfermedades mediante la alimentación. Al ser un tipo de alimentación que podía permitirse decidió seguirla. Únicamente consistía en arroz integral, algas marinas y verduras con sal. A los 3 meses se había curado completamente de su tuberculosis.

La palabra macrobiótica viene del término griego “Makrobios” que es la unión entre “Makros” (grande, extenso) y “Biosis” (Vida), es decir, “Darse la gran vida”

Para la macrobiótica muchos de los problemas de salud que padecemos actualmente tienen su origen en la alimentación poco sana que se practica desde hace décadas en el mundo occidental sobre todo. Para combatir esa mala nutrición el cuerpo desarrolla mecanismos y procesos para compensar esta mala nutrición y esto es lo que nosotros llamamos enfermedades.

El objetivo de la macrobiótica no es adelgazar, como decíamos anteriormente, si no  prevenir e incluso llegar a curar más de doscientas enfermedades entre ellas diabetes, cáncer y problemas del corazón. En el caso de aquellos que la adoptan sin padecer ninguna dolencia concreta, es como si se practicara una medicina preventiva o básicamente una sana y armónica forma de vida y nutrición.

La filosofía de este tipo de alimentación es muy clara, no prohibe nada pero los alimentos deben de combinarse sabiamente para que no se produzcan ni carencias ni excesos.

La base de esta dieta son cereales (no refinados), legumbres, vegetales, frutos, algas semillas y proteínas vegetales (carne, pescado y huevos si están presentes tiene que ser en pocas cantidades). Todos de cultivo natural y biológico y siempre integrales. En lo que si es clara la macrobiótica es en el rechazo de el consumo de alimentos refinados, ya que al ser envasados y procesados dejan de tener los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo ya que han sido “alterados” para que duren más, tengan un color más bonito, etc.

Como comenté en mi primer post de presentación en el blog de Cocunat, gracias a un libro comencé a darle más importancia a estar sana y menos a estar delgada. Llegue a la conclusión de que eres lo que comes y que estaba sometiendo a mi cuerpo a un stress innecesario por intentar no tener tripa, tener unas piernas largas y delgadas, ni un gramo de celulitis y todo eso cuando pasas 12h sentada en la oficina delante de un ordenador.

Fue entonces cuando empece a escuchar hablar de la alimentación macrobiótica y decidí que la salud era lo primero, no mi aspecto físico, aunque claro, no nos engañemos, eso siempre está ahí.

Dado que quería hacerlo bien y no quería que mi cuerpo tuviera carencias de ningún tipo ,  me puse en manos de un profesional. Y así es como conocí a mi consejera macrobiótica que me ha guiado durante estos 2 años.

Cada persona es diferente y en estas consultas cada persona es tratada como tal. Primero te realizan un diagnostico y acorde con tu situación mental, física, espiritual, etc… te inician en este tipo de alimentación de una manera o de otra. Es importante seguir las indicaciones del especialista para obtener los mejores resultados.

En mi caso en cuestión de dos semanas ya me encontraba mucho mas ligera, con más energía y vitalidad. Y unos meses después dejé de enfermar casi cada mes como me solía pasar antes. Es cierto que durante el primer año mi consejera macrobiótica me recomendó ser más estricta en cuanto al consumo de carne o reducción del consumo de patatas, tomates, berenjenas y pimientos, es decir las solanáceas por su alto contenido en potasio (considerado como veneno) pero es algo que actualmente no me preocupa tanto y si me apetece comerlo lo hago…generalmente no suele ser más de un 5% de mi dieta habitual.

En resumen cocunater@s, en próximos post os iré contando más acerca de este tema y si he conseguido que os pique la curiosidad, probadlo.

!Estoy convencida de que si te preocupa tu salud descubrirás en la dieta macrobiótica un gran aliado!

Batidos Verdes: la revolución healthy

kale_pineapple_smoothie_blog-2000x1086

Detox, batidos verdes…de la fiebre del “NO VOY A NINGÚN SITIO SIN MI CAFÉ DE STARBUCKS EN LA MANO” hemos pasado a una versión mucho más healthy de lo que es cool llevar en tu mano a todas horas, sobre todo si eres una modelo o it girl o quieres serlo….

Para el resto de los mortales la realidad es que tomar diariamente un batido de hortalizas verdes tales como la col, el pepino, el apio o las espinacas hace maravillas para mantener sano el organismo, reforzar el sistema inmunitario y adelgazar.

Las bebidas verdes son depurativas y desintoxicantes. Nos ayudan a ingerir diariamente las vitaminas y los minerales que necesita nuestro organismo sin tener que recurrir a los suplementos vitamínicos. En líneas generales nos ayudan a incorporar más fruta y verdura a nuestra dieta, lo que supone una mejora notable de nuestra alimentación.

Personalmente, disfruto bebiendo batidos verdes, preferiblemente entre las comidas como si fuera un snack. Eso sí, confieso que hay que saber prepararlos…aún recuerdo siendo una principiante mezclar en la batidora (es preferible no utilizar la licuadora ya que elimina del batido toda la fibra) todo tipo de ingredientes verdes que encontré en el supermercado ecológico, entre ellos el brócoli, y al intentar bebérmelo aquello era tan denso que no subía por la pajita…intente tomármelo con cuchara pero reconozco que no fui capaz, aquello parecía hormigón.

La solución para mí fue comprar un libro con miles de recetas para “beber verde”. Como casi todo el mundo comencé con batidos que contenían un 90% de fruta y un 10% de verdura y estaban buenísimos. Pero si tienes la intención de adelgazar o desintoxicarte lo mejor es limitar el consumo de fructosa. Con esto no estoy diciendo que los batidos de frutas no sean saludables pero la realidad es que contienen una cantidad considerable de fructosa (azúcares al fin y al cabo).

En casa procuramos beber uno todos los días, generalmente con una base importante de hojas verdes como lechugas, espinacas, o acelgas, luego le añado Kale o col rizada (si he encontrado en el supermercado, lo cual no siempre es fácil), pepino, manzana verde, jengibre y un chorrito de limón. Generalmente esta es la base de nuestros batidos diarios y luego sobre esta base voy modificando ingredientes según me apetezca o dependiendo de lo que haya encontrado en el supermercado ecológico. Si he tenido suerte igual le añado arándanos azules (tiene grandes propiedades antioxidantes) o moras rojas o negras, kiwi, plátano (si necesito fuerzas extra ese día) y o bien elimino la manzana verde y utilizo estos ingredientes en su lugar o los añado como ingrediente complementario. Nunca utilizo más de 2 frutas en un mismo batido por equilibrar nuestra ingesta de azúcar diario.

ingredients

Si tu propósito es el de adelgazar, las verduras de hoja son tus aliadas ya que contribuyen a alcalinizar la sangre lo cual ayuda al cuerpo a metabolizar y distribuir las grasas correctamente. Una alimentación baja en frutas y verduras generalmente trae consigo que el cuerpo tenga un alto grado de acidez, lo que provoca enfermedades y deterioro en general del cuerpo.

Finalmente mi ingrediente secreto en los batidos verdes es una cucharadita de preparado de superalimento antiox, maca (si quiero aumentar mi energía ese día) y colágeno marino (dado que mi consumo de carne prácticamente ocasional).

Y después de toda esta explicación estarás pensando…¿merece la pena? Absolutamente sí. En mi caso una semana después de empezar a complementar mi alimentación con batidos verdes me sentía más fuerte, más ligera y mi piel comenzaba a tener un aspecto más saludable, menos apagada y con menos impurezas.

A largo plazo los resultados son aún mejores, mis niveles de energía se han duplicado y me encuentro más saciada durante todo el día. La piel está visiblemente más sana, algo que me preocupaba mucho porque siempre he tendido a tener una tez apagada. Ahora disfruto de una piel con un aspecto mucho más “jugoso”.

Si quieres, para iniciarte, prueba a hacerte uno en ayunas el sábado por la mañana, con tiempo (luego cuando ya tienes práctica se tarda 1 segundo) disfrutando de su preparación y siendo consciente de todos los beneficios que te va a reportar. Siéntate a saborearlo y observa que si has salido la noche anterior tu cuerpo recupera vitalidad y tiene un efecto desintoxicarte en el organismo. No hay nada mejor para depurarse tras una noche de desenfreno 🙂

Cocunater@s! Pongan a punto sus batidoras y comiencen cuanto antes a disfrutar de múltiples beneficios de los batidos verdes!

Cambio de estación, cambio de rutinas

Imagen1
El cambio de estación siempre trae consigo cambios de hábitos y una adaptación de nuestro cuerpo al aumento de las temperaturas, la humedad y la exposición solar.

El sol es un regalo, de entre sus múltiples beneficios destacaremos que está implicado en el metabolismo de la vitamina D, que tiene efectos positivos sobre la inmunidad y libera endorfinas actuando sobre el humor.

Paradójicamente a pesar de que gozamos de días más largos con más horas de luz y de sol, en algunos casos, la adaptación a este cambio de estación produce cansancio y falta de energía.

Si eres madre habrás notado que a tus hijos también les está afectando el cambio de estación, generalmente hay unas semanas en las que duermen peor, están más irascibles y en muchos casos pierden el apetito. Los cuidados de tus hijos también deben de adaptarse al cambio de estación.

En primer lugar, es especialmente importante que cuidemos nuestra alimentación y la de nuestra familia para compensar esas sensaciones. Según la medicina tradicional china la primavera es la estación en la que tenemos que prestarle más atención a un órgano muy importante en nuestro cuerpo que es el hígado. Debemos limpiar nuestro organismo de toxinas y en el caso de los adultos valorar además tomar algún suplemento natural para ayudar a realizar esa depuración como levadura de cerveza, germen de trigo, diente de león, bardana o cardo mariano.

La naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación los alimentos que nuestro cuerpo necesita.  En mi rutina diaria y la de mi familia cuando comienza el calor escojo alimentos más crudos y menos procesados optando más por ensaladas o cremas/purés fríos (en el caso de los más pequeños sobre todo), zumos verdes, germinados y frutas (ricas en agua y azúcares naturales). En mi caso no puedo dejar de lado las legumbres ya que junto con los cereales integrales y las verduras me aportan las proteínas que necesito, al practicar un estilo de vida macrobiótico el consumo de carne es muy moderado.

Entiendo que en otoño e invierno es más fácil incluirlas en nuestra alimentación por que el cuerpo nos pide más guisos calentitos pero es normal olvidamos de este alimento tan importante en los meses de calor. Para evitar esa sensación de falta de energía que a veces se experimenta en primavera os recomiendo que siga presente en nuestra alimentación diaria por ejemplo a través de ensaladas de legumbres, hummus para dippear con zanahoria, pepino…y purés de legumbres y verduras fríos o templaditos para los más pequeños. Si necesitáis recetas no tenéis más que escribirnos a expertos@cocunat.com o siempre podéis lanzaros a experimentar, ¡lo cual resulta de lo más divertido!

bebe-comiendo-verduras

Otro tema muy importante con el cambio de estación es de la exposición solar. Si tienes un bebé menor de 6 meses debe estar resguardado de toda exposición al sol ya que su piel es más delgada y es incapaz de producir melanina para protegerlo.

En el caso de bebés mayores de 6 meses y niños lo mejor es evitar la exposición en horas de alto riesgo, vestirles con ropa adecuada de colores claros (de composición orgánica preferiblemente para evitar alergias) siempre tapando su cabecita y cubrir su piel con cremas protectoras solares de calidad. Dado que la piel del bebé es un órgano muy sensible e inmaduro, su piel es muy frágil y absorbe con más facilidad que la del adulto las sustancias que están en contacto con su piel. Es importante que elijamos cremas con composiciones específicas libres de parabenos y derivados del petróleo.

En Cocunat.com confían en la marca Acorelle que es especial para pieles sensibles ya que es hipoalergénica y sin perfume. Particularmente me gusta por que no deja efecto blanco a pesar de ser resistente al agua. La verdad es que he probado muchos solares naturales y es difícil encontrar uno que no te deje como si te hubiesen pintado con escayola. Además no contiene nanopartículas, ni filtros químicos ni zinc, de los que ya os hablaremos en próximos posts, porque parece física cuántica imposible de entender (sólo por algunos iluminados) y en realidad no lo es.

Un beso cocunater@s! y hasta la próxima semana!

Zumos para detoxicar tu cuerpo

zumos-juntos3

Los zumos detox están de moda. No solo ayudan a depurar las toxinas de nuestro organismo sino que tienen otros beneficios. Son ricos en vitaminas, muy saciantes, bajos en calorías, regulan el tránsito intestinal, proporcionan energía y eliminan la ansiedad.

Puedes mezclar frutas y verduras, añadir jengibre, frutos secos… pero siempre es mejor tomarlos por la mañana para que ese efecto saciante y detoxificante te acompañe todo el día.

Hay varias marcas que ya los comercializan, pero nada como hacerlos en casa, ahorrarás y al tomarlos recién exprimidos, aprovecharás todas sus propiedades.

Te dejamos 3 recetas que hemos votado en Cocunat y que para nosotros son los mejores zumos para atacar diferentes problemas. Igualmente, lo más importante es que los disfrutes porque están riquísimos y si al mismo tiempo, cuidas tu salud, mejor que mejor ❤

ZUMO DE LIMÓN, MENTA y JENGIBRE

El top de los desintoxicantes, e ideal para preparar tu cuerpo antes de ponerte a dieta. Lo ideal es tomarlo al levantarte en ayunas y antes de ir a dormir.

Ingredientes: Hervir medio litro de agua, dejar enfriar y añadir el jugo de 6 limones, 3 pomelos, 3 hojas de menta fresca, 1 cucharadita de comino en polvo, 3 cucharadas de aceite de linaza y jengibre rallado. Para potenciar su efecto se puede añadir alga espirulina en polvo.
shutterstock_185941751

ZUMO ANTIOXIDANTE DE FRUTOS ROJOS y TE VERDE

Ideal para frenar los efectos de los radicales libres, por su alto contenido en antioxidantes y también muy bueno para las vías urinarias y como diurético. Es un zumo ideal para reparar la piel y además su efecto es inmediato.

Ingredientes: Trituramos arándanos, fresas, moras y frambuesas, añadimos una taza de té verde sin endulzar, miel de abeja, jugo de limón y  un chorrito de agua hasta conseguir la textura deseada.

zumos detox cocunat 2

ZUMO REVITALIZANTE

Perfecto para evitar el cansancio y sobre todo para controlar el apetito entre horas. Si lo bebes para merendar, no tendrás hambre hasta la cena.

Ingredientes: Batir leche de almendras (200 ml), 6 almendras naturales (dejarlas en remojo 8 horas), medio plátano, 1 cucharadita de sirope de Ágave, 2 cucharaditas de canela en polvo, extracto de vainilla y añadir agua.

Banana and almond milk smoothie on a table.

 

We ❤ Kale

kale cocunat

La moda y las tendencias no solo existen en la pasarela. La alimentación y la dietética varían casi cada temporada. Es lo que sucedió con la Rúcula años atrás, llegó y desbancó a la humilde lechuga y eso mismo, está pasando ahora con el Kale.

El Kale es una Col Rizada, que ha aparecido recientemente en algunos de los restaurantes y las fruterías mas IN como propuesta de comida sana y nutritiva. Pero en lugares como Estados Unidos o Australia, es ya uno mas de la familia. Entre los norteamericanos, el kale se volvió bastante famoso por ser uno de los principales componentes de una nueva línea de alimentación, basada en consumir sólo productos crudos y llamada living-food (comida viviente).

kale cocunat recetas

¿Pero que hace tan especial al Kale? Este “Supervegetal”  es una variedad de repollo, con un alto valor nutricional y muy bajo en calorías. Al tener un alto contenido de fibra colabora en disminuir el colesterol; su alto nivel de antioxidantes tiene efecto anticáncer; al ser baja en hidratos es ideal para dietas hipocalóricas y, además, contiene calcio, hierro y vitamina C, K y A.

Es muy importante que para conservar sus propiedades, lo comas crudo. La forma de prepararlo es infinita; lo puedes hacer en batidos, ensaladas o ligeramente salteado con otros vegetales, arroces y pescados.

Aun no está del todo generalizado, así que no lo encontrarás en tu frutería del barrio, pero si en puntos de venta especializados y en tiendas bio.

Otra opción es que lo cultives tu mismo, solo requiere un poco de espacio, unas cuatro horas diarias de sol,  y que reciba una corriente de aire que evite la formación de hongos en la zona baja de la planta.

Si quieres saber mas, te dejamos algunas recetas aquí.