Somos lo que comemos

comersano_pexel.com_

Si estas leyendo este blog y este post, es probablemente porque practicas un estilo de vida saludable o deseas tenerlo. Enhorabuena y bienvenid@ a esta familia en la que cada día somos más adeptos, afortunadamente.

Os contaré mi historia, yo, Celine, alma inquieta donde las haya, actualmente me dedico profesionalmente en cuerpo y alma a promover un estilo de vida saludable tanto en el ámbito de la nutrición, como en el de la belleza y el fitness. Todo se debe a que en un viaje a Roma en una librería escogí un libro, el cual me hizo pensar en que tipo de vida quería vivir desde ese momento. No estoy diciendo que si lees este libro te cambiará la vida, simplemente en mi caso me hizo plantearme muchas cosas en cuanto a mi manera de vivir.

Debido a mi treintena y algún que otro factor que ya os contaré en próximos posts, mi metabolismo en los últimos años se ha ralentizado muchísimo y ,pasé de ser una chica capaz de cenar 3 veces más de lo que necesitaba y no engordar un gramo a comer normal y engordar por que sí, comenzó a preocuparme muchísimo. Sinceramente, únicamente desde el punto estético, nunca pensé en ello desde el punto de vista de la salud. Probé todas las dietas conocidas por todos, más algunas menos conocidas como la de la zona o incluso dietas proteinadas. Es cierto que gracias a ellas de alguna manera o de otra bajé de peso pero siempre me hacia la misma pregunta; ¿Necesito sufrir tanto para mantenerme en mi peso? Ahí es cuando empecé a pensar que ese modo de vida en cuestiones de alimentación no era saludable, había demasiados alimentos prohibidos, demasiadas reglas y además llevaba varios años en los que enfermaba casi cada semana. Estaba claro que algo estaba fallando, algo estaba haciendo mal.

IMG_1160

Os presentamos a Celine, nuestra nueva colaboradora especializada en nutrición y salud.

Entonces fue cuando ese libro me encontró. La enzima prodigiosa. Repito que no creo que fuese este libro en concreto el que me hizo cambiar y esto no es una estratagema para que compréis este libro, no conozco de nada a su autor Hiromi Shinya y no me llevo ninguna comisión por hablar de él. pero su titulo me enganchó: Una forma de vida sin enfermar. La dieta del futuro que evitará las enfermedades cardíacas, curará el cáncer…¿Sería eso verdad? ¿Puede la alimentación curarnos o influir en que desarrollemos algunas enfermedades?

Algo dentro de mi se encendió, una necesidad imperiosa de saber más, este libro me llevo a otro y luego a otro y otro más y al final me pasaba el día leyendo al respecto llegando siempre a la conclusión de que eres lo que comes. Empecé a investigar, a leer las etiquetas de los alimentos y a probar lo que leía en mi misma y empece a encontrarme mucho mejor, desaparecieron las medicinas de nuestra casa, los dolores de cabeza y de tripa tan habituales en mi y comencé a sentirme ligera y llena de energía. Eventualmente llegas a la conclusión de que también importa vigilar no solo como te cuidas por dentro si no también por fuera. Los productos que utilizas para cuidarte en algunos casos lo que hacen es precisamente lo contrario (un caso muy concreto es el de los solares, de los que ya hablaremos en próximos posts). Necesitaba encontrar un lugar donde poder comprar productos de cosmética que diesen importancia como yo a vivir de una manera saludable, libre de tóxicos. Y entonces llego Cocunat y lo nuestro fue una historia de amor a primera vista. Creo 100% en la rigurosidad con la que eligen los productos que nos ofrecen y si no puedo encontrarlo en esta web entonces no es lo suficientemente saludable para mi cuerpo.

Elegir ser consciente de como te alimentas y de que forma te cuidas por fuera, actualmente parece imposible por falta de tiempo, dinero…lo cual son falsos mitos. Paso a paso en próximos posts iremos aprendiendo como pequeños cambios en tus rutinas en cuanto a alimentación, belleza y fitness suponen grandes cambios para tu salud y para la de tu familia. Los más pequeños de la casa también serán protagonistas, ya que cuidarles en sus primeros años de vida es fundamental. ¿Sabíais que su piel es muy frágil y absorbe con más facilidad que la de un adulto las sustancias que están en contacto con su piel?

Como veréis el camino hacia el cambio no ha hecho mas que comenzar y nos queda aun mucho aprendizaje, y no se vosotros, ¡pero yo estoy deseando comenzar! Hasta la próxima semana!

Celine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *