Como preparar tus menús semanales de manera saludable

feature-headerEstoy segura de que ahora mismo estás leyendo el título de este post y estás pensando que estas cosas solo ocurren en la ficción, en la típica película americana que protagoniza una madre de cuatro hijos vestida impoluta con el pelo perfecto, que parece que acaba de salir de la peluquería, y con cara de haber dormido 6 horas más que nosotras. 

 

Es normal que pienses que con el ritmo de vida que llevamos es imposible pararse a organizar lo que vamos a comer durante la semana. Generalmente lo decidimos sobre la marcha, vamos al supermercado corriendo después del trabajo, y compramos algo hecho o rápido de hacer. Lo que no nos damos cuenta es que estos platos están llenos de colorantes, conservantes y otros muchos ingredientes que no son nada beneficiosos para nuestra salud. 

 

Pero lo cierto es que planificarlo bien y pensando en nuestra salud no es tan difícil y el resultado es precisamente lo que más ansiamos todos…ahorrar tiempo en las tareas domésticas para dedicárselo a otras que nos gusten más y ganar en salud. Yo te invito a que al menos pruebes y veas si te funciona o no durante un tiempo. 

 

En mi caso lo primero que hice fue decidir qué día iba a hacer la compra y donde. Es importante intentar reducir las visitas al supermercado a 1 ó 2 veces por semana y tratar de comprar en mercados o establecimientos donde los alimentos que vendan sean los más frescos posibles.

 

Está claro que es cómodo comprar las frutas, las verduras y el resto de alimentos que consumes en una gran superficie cuando vas a hacer la compra mensual pero lo cierto es que es mucho más saludable comprar fresco cada semana.

 

Te invito a que empieces a pensar cómo te organizas semanalmente y que planees como podrías cambiarlo. Es importante también que apuntes lo que comes. ¿Eres consciente de lo que comes cada semana? ¿Comes verdura (que no ensalada) todos los días? ¿Comes 5 piezas de fruta al día? es importante que pienses que las legumbres también deberían de formar parte de tu menú semanal y tratar de reducir a 2 veces por semana la ingesta de proteína animal.

 

En próximos post te contaré como me organizo para comprar lo necesario para crear menús saludables fáciles de cocinar y espero te sirva de ayuda para empezar a planificar los tuyos.

 

¡Animo cocunate@s, pongamos en marcha esos buenos propósitos para el 2017!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *