Como incluir las algas en tu menú diario 

wakame-vegan-seaweed-salad-londononaplate2

En nuestra cultura las algas continúan siendo un alimento desconocido. Salvo las que comemos alguna vez si somos muy atrevidos en el japonés en la ensalada de alga wakame, rara vez las hemos visto en ningún otro plato de nuestra variada oferta gastronómica.

Desde que hace unos años decidí seguir una alimentación macrobiótica he ido conociendo las algas e incorporándolas al menú habitual de mi familia. No pretendo que esto os ocurra sólo por leer este post pero sí que le perdáis miedo a un alimento de lo más completo que os ofrece la naturaleza.

Si por algo destacan las algas es por su gran variedad, me ha sorprendido saber que existen más de 10.000 variedades y que muchas de ellas se comen. Quizás has oído hablar de alga Kombu, espagueti de mar, Nori, Wakame, dulse… ¿No? pues para eso esta este post para que a partir de ahora sí que te suenen.

Existen diversos estudios que afirman que en las zonas donde más algas se consume la gente vive más tiempo y de forma más saludable. Esto no es de extrañar ya que la riqueza natural de las algas puede llegar a ser 20 veces mayor que la de cualquier otro vegetal.

Son muy ricas en minerales y micronutrientes que van absorbiendo del agua salada. Por lo que he podido leer en una porción de alga dulse se encuentra más hierro que en un filete de solomillo mientras que 8g de Kombu cuenta con más calcio que una taza de leche.

Entre sus diversos beneficios esta que estimulan el funcionamiento de la glándula tiroides y por lo tanto el metabolismo (es importante saber que aquellos con hipertiroidismo no deberían tomarlas).

Son muy alcalinizantes, lo cual es muy beneficioso para compensar la acidosis de  aquellas personas con dietas con alto contenido en carne roja y alimentos procesados

Son extremadamente depurativas, limpian la sangre, estimulan el funcionamiento de los riñones e hígado, eliminan las toxinas y reducen la absorción de metales pesados. Además nos ayudan a mantener la piel, el cabello y las uñas en un estado muy saludable.

Es importante que sepas que de momento las algas no se venden en supermercados tradicionales, hay que comprarlas en supermercados ecológicos. Dado que se venden secas su almacenamiento resulta muy cómodo y se pueden preservar durante largos periodos de tiempo sin que pierdan sus propiedades.

Recuerda además si te animas a utilizarlas que hay que ponerlas a remojo antes de utilizarlas. En algunos casos serán solo algunos minutos y en otros tendrás que cocerlas durante algo más de tiempo. Es probable que el envase mismo en el que lo hayas comprado te indique como proceder, si no, siempre puedes preguntar a alguien del supermercado donde lo hayas comprado o mirarlo por internet. Después de que hayas abierto el envase es muy importante que lo guardes en un recipiente hermético de cristal.

No te sorprendas al ponerlas a remojo si aumentan mucho de tamaño, es lo normal. Lo que te parecerá un trozo insignificante luego casi duplicará su tamaño. Seguro que poco a poco iras acostumbrándote.

Para comenzar a incorporarlas en tu dieta prueba a incluir una pequeña porción de alga wakame por ejemplo cuando hagas sopa (inclúyela al final, y no hará falta que la remojes antes, ya con meterla en la sopa será suficiente).

Otra manera que me gusta mucho incluir las algas en mi dieta diaria es introducir un pedacito de alga kombu cuando estoy cociendo legumbres ya que ayuda a eliminar la flatulencia que suelen producir las legumbres por las que tanta gente evita comerlas (es una pena porque es uno de los alimentos más saludables y completos que existen).

Si actualmente estas realizando una dieta de adelgazamiento o piensas hacerlo en el futuro son perfectas ya que nos ayudan a aumentar la sensación de saciedad y cuentan con muy poca grasa. En ensalada resultan refrescantes. Seguro que además en tu supermercado ecológico venden un preparado de algas que compro que está muy rico y resulta divertido y diferente incluir en los ingredientes de la ensalada.

¡Cocunater@s, animaos a probar este alimento tan beneficioso para la salud que cada vez cuenta con más aliados en la cocina!

Celine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *